Glenn Doman da una gran importancia al ejercicio físico, tanta, que incluso ha desarrollado su propio método, que incluye:

  • Gateo y arraste
  • Braqueación
  • Equilibrio
  • Gimnasia
  • Natación
  • Correr

El braqueo se encuentra dentro del desarrollo de la competencia manual.

El propósito de esta función es la preparación para que el niño comience a escribir utilizando la mano de su lateralidad para sujetar el lápiz.

El braqueo consiste en avanzar con las manos por una escalera situada por encima del niño.

Los beneficios del braqueo en el ámbito de la escritura son sorprendentes: desarrolla la habilidad manual, permite mayor facilidad y destreza al escribir, mejora la convergencia ocular, permite la oposición ocular, desarrolla la lateralidad.

La braqueación también es un excelente ejercicio para expander la caja torácica, con el consiguiente beneficio para la respiración. Lo único que se necesita, es tener -o tener a mano- una escalera de braqueación. Afortunadamente, en algunos parques públicos existen escaleras de este tipo y no es necesario plantar una en el pasillo de casa.

Al sujetarse con las manos en la escalera, descargando todo el peso de su cuerpo en los hombros y balanceándose para avanzar de un peldaño a otro, promovemos la expansión de la caja torácica y conseguimos un mayor desarrollo y madurez de los pulmones, lo cual significa, esencialmente, una sola cosa: MÁS OXÍGENO PARA EL CEREBRO.

De modo que, enseñando a tu hijo a braquear estarás reforzando su estructura respiratoria en beneficio, no sólo de su salud, sino de su desarrollo intelectual.

Además trabajamos la presión manual para luego realizar la presión de la mano correctamente y que adquiera una buena sujeción de los materiales de escritura.

Conseguir que un niño braquee no es difícil porque ¡¡¡¡¡¡¡ES DIVERTIDO!!!!!!!

 

excelencia_fisica

equilibrio1

braqueando1

 

braquiador

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar


За что Хонда Соитиро называли Господином Громом? Часть 2, Как осветить дорогу? Часть 1, Окраска автомобиля? Осторожно!